Ir a Inicio
Bienvenido
¿Ya eres miembro?
 
ir a
 
regístrate Recuperar Contraseña
De Anticonceptivos y Concepción
Mi Embarazo
De Climaterio y Terapia Hormonal
Mi Guía Saludable
Mis Cuidados y Prevención
Ellos Opinan
Noticias
opina sobre la salud femenina
Consultorio Vitual
anecdotas
mensajes
contactanos
calculadoras
eventos
acciones para controlar la influenza
movimiento por su vida
5 pasos para vivir mejor
preguntas frecuentes
ligas interes
Ir al inicio
Home Comunidad /Nota Completa
 
    



Tamaño: A A A
Recomendar Articulo Regístrate para activar este control Regístrate para activar este control Regístrate para activar este control
Calificación:
 
Influencias negativas de la fertilidad (3ª parte) Influencias negativas de la fertilidad (3ª parte)

Como lo has visto en esta serie de artículos, existen varios factores que pueden formar parte de tu estilo de vida y repercuten de manera negativa en tu capacidad de concebir, por lo cual debes tomar tus precauciones si deseas tener un bebé.

 

En esta ocasión hablaremos sobre las repercusiones negativas en tu fertilidad que producen algunas formas en que preparas tu comida y sobre sustancias que son adicionadas a los alimentos, cuyo consumo puede ser un riesgo para tu fertilidad y en general para tu salud.

 

Aprovecha las proteínas, cocina a fuego lento


Algunos elementos alimenticios si los consumes tras una preparación que no es la adecuada, producen un efecto mutágeno, es decir, causan mutaciones o alteraciones a nivel genético en las células del organismo, de ahí que pueden producir defectos en la descendencia o disminuir tu capacidad reproductiva.

 

Eso pasa con las proteínas, que al consumirlas en alimentos cocinados a altas temperaturas mayores a 100°C, afectan tus óvulos y su material genético, por ello es recomendable cocinar a fuego lento y en estufa, con aceite de oliva. Evita consumir carne cocinada a las brasas, a la parrilla o frita con grasas no saturadas, arriba de 100°C.

 

De igual forma con el pescado, el huevo y el queso, ricas fuentes de proteínas, debes comerlos cocinados a temperatura no más alta que la de la ebullición del agua, o sea, a 100°C. Asimismo, alimentarte de forma equilibrada y tomar un suplemento vitamínico antes de concebir te ayudará para contrarrestar este tipo de efectos mutágenos de los alimentos.

 

Cabe mencionar que tampoco debes caer en el otro extremo de comer carne, pescado, pollo y huevo mal cocidos, porque puedes estar en riesgo de contraer alguna infección debido a que las posibles bacterias o parásitos que contienen en crudo pueden seguir activos y son capaces de enfermarte.

 

Las proteínas debes aprovecharlas cocinando los alimentos de manera adecuada y si te estás preparando para embarazarte es indispensable que no las elimines de tu dieta, de hacerlo puedes tener una producción reducida de óvulos, así como también si careces de aminoácidos libres.

 

Los saborizantes y aditivos


Productos alimenticios adicionados con ingredientes conservadores y saborizantes para darles mejor textura y hacerlos más agradables al paladar o para hacer que sus propiedades no se deterioren rápidamente con el paso del tiempo, tienen un efecto dañino cuando los consumimos, al momento de que el organismo los procesa y absorbe.

 

Sal


Debes tener mucho cuidado con el consumo de sal, ya que sobre todo en los alimentos enlatados, encurtidos y carnes secas como la cecina y el bacalao están añadidos en exceso y eso puede afectar tu equilibrio hormonal, así como provocarte retención de líquidos y aumento de la presión arterial.

 

Aspartame


Muchos productos dietéticos lo contienen, se trata de un endulzante artificial que, sin embargo, a más de 30°C, lo cual sucede con el calentamiento al que se somete al consumirlo, se convierte en formaldehído y luego en ácido fórmico, que son tóxicos para el organismo.

Por esto, es que el aspartame altera el proceso reproductor y en las embarazadas puede provocar aborto al desencadenar una respuesta inmune que podría destruir al feto.

 

Glutamato monosódico


Es un aditivo alimentario muy usado en la comida china tanto la preparada en restaurantes como las procesadas, así como también está presente en algunas frituras saborizadas, condimentos para carnes y sopas empaquetadas, se utiliza para potenciar el aroma y sabor. Se obtiene a través de un proceso de fermentación a partir de algunos productos como la caña de azúcar o algunos cereales y se compone de ácido glutámico, agua y sal.

 

Evita su consumo, ya que se ha observado que causa infertilidad en animales además de provocar intenso apetito, lo cual te puede conducir a un aumento de peso, que consecuentemente provocaría desequilibrio hormonal.

 

Lee cuidadosamente las etiquetas de los productos enlatados o empaquetados y de preferencia reduce su consumo, pues se estima que al año consumimos aproximadamente 5 kg de conservadores y aditivos, lo cual puede afectar nuestro estado de salud.

 

Consulta a tu médico para que te revise y te brinde orientación sobre algún plan de preparación antes del embarazo y antes de realizar algún cambio significativo en tu dieta para mejorar tu fertilidad.

 

En la siguiente parte de este tema te presentaremos información acerca de las sustancias en el medio ambiente, de cuya exposición debes cuidarte para que no afecten tu fertilidad.


Referencia informativa: West, Z. Fertilidad y embarazo. Aguilar-Santillana, México, 2005; Yeager, S. La guía médica de remedios alimenticios… Emmaus, Pa. Rodale, EUA, 2001; Requejo Marcos, A.M. et al. Nutriguía: Manual de nutrición clínica en atención primaria. Complutense, España, 2000; http://espanol.pregnancy-info.net

Departamento de Comunicación y Contenido, TodoEnSalud.org

 
Escribe aquí tu comentario:
Tamaño: A A A
Recomendar Articulo Regístrate para activar este control Regístrate para activar este control Regístrate para activar este control
Calificación :
 
 
   
Inicio

© 2013, Todo en Salud Femenina. Todos los Derechos Reservados. Permiso de SSA 06330022460875.
Por la calidad de la salud.